Skip to main content

LOS VINOS DE BODEGA DEL ABAD

Tras nuestra presentación, creemos que lo primero que tenemos que hacer en este blog es hablaros de la seña de identidad de Bodega del Abad: nuestros vinos. Y es que, al fin y al cabo, es lo que nos identifica y lo que, casi con total seguridad, os haya permitido conocernos.

Por ello, dedicamos esta entrada a hablar de los vinos de Bodega del Abad que, como sabéis, elaboramos únicamente con los dos tipos de uva más representativos de El Bierzo: mencía para los tintos y godello para los blancos.

Vinos tintos

Si comenzamos por nuestros tintos, empezaremos hablándoos, como no podía ser de otra manera, del que podemos considerar nuestro ‘buque insignia’: Carracedo. Carracedo es un vino tinto maduro, elegante y con carácter. Es un vino de autor. Encontramos en él una marcada estructura, así como un aroma y un sabor en los que predomina la elegancia y las características que solo el paso por barrica puede aportar. Su calidad, unida a unos rasgos que lo hacen inconfundible, le ha valido numerosos reconocimientos nacionales e internacionales, entre los que destaca el premio Zarcillo de Oro 2018.

Continuamos esta guía de nuestros vinos con otro tinto representativo de nuestra bodega: Abad Dom Bueno Mencía. Es este un tinto joven, pero que presenta un cuerpo y una estructura que, habitualmente, no se corresponden con esta juventud. Además, en él destacan, especialmente, aromas florales y frutales y en boca resulta fresco, equilibrado y complejo en sabor. La uva de la que procede cobra relevancia tanto en las sensaciones que transmite durante su cata como en su nombre, un homenaje a esta variedad berciana.

Siguiendo el recorrido, es el turno de hablar de uno de los tintos de Bodega del Abad más reconocidos internacionalmente. Y es que nuestro ADB Laderas del Norte fue valorado con 92 puntos por el prestigioso crítico James Suckling y obtuvo 90 puntos en la guía americana Vinous. En este vino, la mencía también desarrolla todo su potencial, aportando un importante carácter frutal que se ve compensado con los aromas complejos que adquiere tras una crianza de doce meses en barrica de roble francés y, posteriormente, cuatro en tanque de hormigón.

Cerramos el capítulo de los tintos con Tesín de la Campana, un vino que recibe su nombre y muchas de sus características de la zona de producción donde se encuentra el viñedo. En este sentido, se pueden apreciar notas que evocarían lavanda, así como gustos propios del terruño de El Bierzo en el que se encuentra. A la hora de catarlo, apreciaremos en este vino toques frutados y especiados, así como un paso por boca elegante, largo y fresco. Su calidad le ha valido excelentes puntuaciones, como son los 93 puntos otorgados por James Suckling, la Guía Parker y la Guía Peñín, la más importante del sector a nivel nacional.

Vinos blancos

Como os indicábamos anteriormente, además de la uva mencía, en Bodega del Abad cultivamos y vendimiamos godello para la elaboración de nuestros vinos blancos monovarietales.  Así, la primera muestra de ello es nuestro Abad Dom Bueno Godello, un vino fresco y que pasa fácilmente por boca, aportando un punto de acidez característico y un final afrutado.

Junto a él encontramos el Abad Dom Bueno Godello Esencia, que conjuga la complejidad aportada por godello con el cuerpo y la estructura que se desprenden de la crianza en roble francés de este blanco único. Este vino de elaboración artesanal, resulta fresco y agradable en boca.

Terminamos este recorrido por los vinos de Bodega del Abad con nuestro San Salvador Godello, un vino con 24 meses de crianza, 12 de fermentación y crianza sobre lías finas en toneles de roble francés y 12 más sobre las lías en depósito. La variedad godello aporta a este vino aromas sutiles minerales, así como de fruta fresca como melocotón y albaricoque. En boca nos encontramos ante un blanco sabroso, con un cuerpo y estructura característicos y un final intenso y afrutado.